rufusbasanta2
Rufus T. Firefly + Basanta (Ochoymedio Club – 22/4/17)
6 mayo, 2017
18718307_10212451275334622_1804733705_n
Álvaro Ruiz
27 mayo, 2017

SMILE

Smile_playa_rgb

Smile_playa_rgb

“Creo que la gente no debería plantearse metas sino disfrutar del camino.” (John Franks, SMILE)

SMILE es un grupo proveniente de Getxo (País Vasco) que cuenta con un amplio recorrido musical. En 2007 sacaban su primer trabajo, “Paint the Sun One Colour”, con diez canciones cargadas de optimismo. Su segundo álbum, “All Roads Lead to the Shore”, llegó en 2011, y les dio a conocer entre el público con el single “Do As I Want”. En 2012, lanzaron el EP “Seasides”, con videoclips de gran repercusión en las redes. Después del tercer disco “Out of Season”, publicado en 2013, llega “Happy Accidents”, el último trabajo de la banda, con un sonido muy diferente a lo anterior. John Franks (voz), Ferdy Breton (bajo) y Javi González (batería) son el núcleo del grupo, que llega dispuesto a hacernos bailar con sus canciones y, sobre todo, sonreír.

Hablamos con John sobre el recorrido de SMILE y “Happy Accidents”.

  • Lleváis ya 10 años en esto, desde aquel primer disco “Paint the Sun One Colour”. ¿Quiénes erais entonces y quiénes sois ahora?

Bueno, grabamos aquel disco sin ningún tipo de pretensión, yo personalmente no me involucré mucho en la producción. Lo grabamos de una manera muy espontánea, sin tampoco darle muchas vueltas. Ahora es un ejercicio totalmente diferente. Ahora trabajamos los discos hasta la extenuación máxima. El proceso ha ido profesionalizándose, y ahora ocupa todo nuestro tiempo.

  • ¿Cómo nació este proyecto?

Nos conocíamos del pueblo de toda la vida. Yo no tenía experiencia tocando con otras bandas, Ferdy tocaba con los Gravestones, y Javi en Little Fish. Yo empecé a componer canciones con la acústica por mi cuenta. Ferdy y los Gravestones pararon de tocar, y él se sumó como bajista; Javi dejó de tocar en Little Fish y se sumó también al proyecto como batería, y así empezamos. Es como empiezan todas las bandas: amigos que se conocen,  con gustos similares… Al principio, nos encerrábamos en el local de ensayo a ver qué salía, y hasta ahora.

  • ¿Cuál ha sido la evolución a lo largo del tiempo?

El primer disco lo editó Rock Indiana, un sello independiente de Madrid, que consiguió que teloneáramos a Wilco en Bilbao y en Zaragoza, a Waterboys… Lograron que saliésemos de ese circuito de bares y tocáramos en salas y sitios un poco más grandes. Fue un salto repentino. El segundo disco nos lo tomamos más en serio y trabajamos mucho más en la producción, tanto Ferdy como yo. Fuimos teloneros de los Sunday Drivers y su manager nos contrató. Ahí fue cuando todo empezó a tomar forma: empezamos a tocar en festivales, a tocar por toda España, a hacer gira… Ahí es donde realmente arrancó la cosa.

Al final es el trabajo de la hormiguita: empezamos en los bares más pequeños e inhóspitos y al final empezamos a ir creciendo poco a poco, poco a poco, y luego nos encontramos con el manager de los Sunday Drivers, que fue el que nos colocó en el mapa.

Pisci-Foto-original-SMILE-HD

  • Decís que es importante reinventarse sin perder la esencia. En cada disco habéis ido experimentando con nuevos sonidos, pero ¿cuál es la esencia de Smile, esa que no hay que perder?

Bueno, sobre todo hay una serie de cosas que forman parte de lo que es Smile: plasmar la realidad desde la esperanza, desde la botella medio llena, hacer música alegre, optimista (de ahí el nombre)… Pero no hablamos de un optimismo utópico, banal ni superficial. Nuestra idea es la de dar un poco de esperanza: ver el lado positivo de las cosas y dar ese empujón a la gente, que se muevan, porque si no, la vida te atrapa.

  • ¿Cómo ha sido la grabación de “Happy Accidents”?

En este disco nos ha vuelto a pasar, hemos superado las 700 horas de estudio. De hecho, el disco entero está arreglado en el estudio. No hemos ido a un local de ensayo a tocar, lo que hemos hecho ha sido empezar a trabajar las demos en el estudio, y allí les hemos ido dando forma. Nos fuimos a Francia, a los estudios de Quicksilver de San Juan de Luz, que se llaman Drop In Studios. Ahí estuvimos 10 días encerrados, grabando bien las demos que habíamos escogido. Ya en casa, volvimos a trabajar en las carencias y cosas que íbamos encontrando, hasta que estuvimos satisfechos con el resultado.

  • Hay un tema del disco llamado “Born again” que habla de volver a nacer. En este disco se percibe una transformación clara en vuestro sonido. ¿Lo consideráis vuestro renacer como banda?

Por un lado sí, porque cuando Josu, nuestro guitarrista en los últimos dos discos, dejó la banda después de la última gira, nos quedamos cojos de alguna manera; fue un momento de mucha incertidumbre. Nos pudimos llegar a plantear qué hacer, ya que nos faltaba un músico. Han sido unos meses de mucho trabajo, y de que la propia música vaya encontrando su camino. Al final apareció Antonio Garamendi, coproductor del disco, que empezó a colaborar en algunas canciones, y poco a poco se fue involucrando más. Al final gracias a él, y al resto de Smile, hemos conseguido sacar adelante el proyecto. Pusimos “Born Again” la primera a propósito, porque de alguna manera sí que ha sido un renacer para nosotros. Aunque también puede serlo cualquier otro disco, porque siempre te da la oportunidad de reinventarte.

  • ¿Cómo ha sido contar con Antonio Garamendi como coproductor?

Su aparición fue precisamente un accidente feliz. Un día le pedí que tocase el teclado en una canción, funcionó a la perfección y nos dimos cuenta de que con él todo podría ir de forma espectacular. Estuvo muy bien, tuvimos la opción de contar con un músico que puede tocar de todo y tiene ideas geniales. Sumado a lo que ya teníamos y al trabajo de Saúl Santolaria, con quien hemos grabado todo, resultó un tándem muy bueno. Pasamos de esa sensación de incertidumbre, de no saber qué va a pasar, a que de repente las cosas fuesen tomando forma, las canciones empezasen a terminarse, y ver que esto iba para adelante.

CD Happy accidents DEF CUADRADO LIBRETO

  • Entre las influencias del primer disco estaba Neil Young, ¿cuáles son las de este último?

Creo que siguen siendo las mismas siempre, pero al final se van sumando otras. Yo para este disco no he tenido referentes muy directos, solo abría Spotify y me ponía a investigar y escuchar de todo. Creo que subestimamos muchas canciones, tanto de lo mainstream como de lo más independiente. Yo he escuchado cosas de 355 millones de escuchas y cosas de 15000, y en todas se encuentra inspiración. A veces no es la canción entera, sino una parte, o la producción. Poco a poco he ido sabiendo el sonido que quería.

Como influencias generales de Smile, tenemos toda la escuela de los 60 y los 70 de Estados Unidos e Inglaterra. De cosas nuevas, escuchamos de todo. Me encanta el primer disco de Lana del Rey y Vampire Weekend, nos gusta mucho la escena surfera californiana underground de los Growlers… La lista es infinita, escuchamos de todo.

  • Tú eres el que se encarga del contenido visual y audiovisual de la banda. En vuestro caso estos aspectos son muy relevantes (los vídeos del EP Seasides tuvieron mucho éxito en YouTube), ¿cómo los enfocáis?

Para mí, al final, la música es tan importante como todo lo que la rodea. Es como un caramelo que tiene un papel bonito por fuera y va en una caja que también es bonita. Para mí todo eso es importante, no solo importa la música. Con todas esas imágenes y lo que hacemos a nivel visual, lo que intentamos es proyectar un poco lo que nos inqiueta, lo que nos gusta, lo que nos inspira… Creo que no se hace habitualmente, y no sé si tiene mucho éxito. Para nosotros es importante, es una especie de explicación de por qué hacemos la música que hacemos. Al final se trata de ofrecer algo más, de definirnos en ese aspecto, de que la gente sepa, fuera de nuestra música, lo que puede esperar.

  • Las canciones las compones tú, ¿cómo es el proceso creativo después?

Yo compongo las canciones en casa, con la acústica, y luego trabajo en la demos con Saúl hasta que conseguimos hacer un esqueleto primario de la canción, un boceto, trabajando en la estructura. Intento llevar al resto de la banda canciones que ya tienen, por así decirlo, un sabor y un color, para que sepan la visión que tengo de la canción, y podamos trabajar sobre ella a partir de ahí. A veces es acertado y seguimos con lo que yo he hecho, y a veces no funciona tal y como la he visto, y cambiamos el enfoque. Me gusta este sistema, porque no compongo bien en el local de ensayo. Me parece un sitio poco inspirador, y creo que hace falta un proceso antes, que la gente ya haya escuchado la canción y se pueda trabajar sobre algo concreto.

  • ¿Cuáles son vuestros planes de futuro?

Tocar todo lo que podamos, llevar nuestra música a todos los sitios posibles. Estamos pendientes de anunciar nuevas fechas en varias ciudades.

  • ¿Qué le dirías a alguien que está empezando?

Que mucho ánimo, que es muy difícil pero al final las cosas interesantes salen, así que si cree en su propuesta, que apueste por ello. Creo que la gente no debería plantearse metas sino disfrutar del camino. Yo en ningún momento me planteé si quería tocar en festivales o no. Hemos seguido el ejemplo del trabajo de la hormiguita: tocamos en los sitios más pequeños, y poco a poco fuimos llegando a más. Al final todo es un aprendizaje, aprendes muchas cosas. Si llegamos más lejos, mejor, y si no, no pasa nada. Las vivencias, y todo lo que te llevas a casa, quedan ahí.

Por nuestra parte, estaremos pendientes de esas fechas por confirmar, y mientras tanto, iremos dejando que esas canciones de “Happy Accidents” nos hagan bailar y sonreír.

Paula Morais Montes

Imágenes de: SMILE

 

Síguelos en:

Facebook: SMILE

Twitter: @SMILEisaband

Instagram: @smileisaband

Youtube: SMILE isaband

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *