LRC: Carlos Domínguez (3/3/18)

LRC: Emerging Artists Showcase – Echo Suit & Chrisstina (2/3/18)
6 marzo, 2018
LRC: Kester Jones (9/3/18)
15 marzo, 2018

LRC: Carlos Domínguez (3/3/18)

carlos-1

“Nuestros paisajes se quedaron ahí, en ese momento y lugar concretos, pero el concierto será difícil de olvidar”

Un ambiente relajado, conversaciones distendidas y ganas de escuchar música en directo. El pasado sábado 3 de marzo pudimos asistir a otro de los Living Room Concerts, esta vez en un piso de la zona de Chamberí, con Carlos Domínguez como protagonista. El público pudo charlar un poco en el amplio salón antes de que comenzase la música. Después de conocerse, los asistentes tomaron asiento para disfrutar del concierto.

Carlos, además de guitarrista y compositor, es también educador, faceta que manifestó durante la velada, revelando los secretos de las canciones y los sonidos. “¿Entendéis el español? Bien. La música la entendemos todos” dijo antes de empezar. Y es que, con su música, nos hizo ver que no hacen falta palabras para contar una historia, que realmente existe ese lenguaje universal que todo el mundo comprende. A través de las cuerdas de su guitarra, nos hizo viajar hacia paisajes lejanos: la colina donde el pastor lleva a las ovejas, un pueblo en el campo, el amanecer desde las montañas… El silencio ayudaba a crear esa atmósfera de ensueño. Sin embargo, no faltó la interacción entre artista y público: a lo largo del concierto nos acercó a sus canciones hablándonos de sus diversas influencias e inspiraciones.

carlos-3

El orden de los temas se asemejó al que siguen en su disco, Sapos y culebras. Para la introducción utilizó cencerros, papel roto para simular las hojas secas, y una flauta: se trataba de la llegada del pastor. El concierto continuó con “Desde las Villas de Elena” y una adaptación de una nana sufí. En este corto tiempo, ya habíamos dejado de estar en el centro de Madrid, nuestra mente había seguido la música de Carlos hasta las escenas que nos definía con sonidos. Tras “El Sueño” llegó “Desde aquí para ti”, canción que interpretó con la ayuda del pedal de loops y una cuchara que hizo las veces de slide sobre la guitarra horizontal. El siguiente tema fue “Amanecer”, una canción inspirada en sonidos de la música india, con un bajo constante. Acabó la primera parte del concierto con algo más de ritmo, y antes del descanso describió la actividad que había pensado para la segunda mitad del concierto. Primero, cada persona escribiría un paisaje; de los tres paisajes seleccionados al azar, él interpretaría uno, y deberíamos adivinar de cuál se trataba únicamente a través de la música.

Después de unos minutos, reanudó su actuación y la historia que nos contaba, simulando el baile en el pueblo tras una canción tranquila. Cuando llegó el momento de la recreación de paisajes, toda la sala quedó expectante por si salía su paisaje. Los paisajes sonoros que creó Carlos fueron unos “almendros en flor” y un “bosque verde y frondoso después de la lluvia”. Al acabar cada pieza, el público debatía para intentar acertar qué imagen había tenido en la mente al tocar. Entre los paisajes candidatos se quedaron el “amanecer en la bahía de Vietnam” y unas “montañas con un arroyo y una cabra”, entre otros.

Para acabar, Carlos interpretó “Canción para sapos y culebras”, la primera canción que compuso y que da nombre a su disco, y se despidió con “Nana a María”, que enlazó con un fin de fiesta con más energía. Antes de finalizar el concierto, se tomó un momento para dar las gracias a la organización y al público, por dedicar su tiempo a disfrutar de la música.

carlos-2

Una guitarra. No le hizo falta más. Nos hemos acostumbrado a que las canciones tengan una letra que nos cuente la historia, a que los sentimientos sean expresados por palabras además de la música. Si bien en algunos momentos se ayudó de su voz, Carlos logró transportarnos a los paisajes que quiso solo con su música, cuidando cada nota. La experiencia ganó valor al ver cómo transformaba nuestras ideas en música de forma improvisada. Más tarde reflexionaría sobre la improvisación, diciendo que “a veces, la idea se queda en ese momento, y ya no hay forma de volver a ella”. Nuestros paisajes se quedaron ahí, en ese momento y lugar concretos, pero el concierto será difícil de olvidar.

Paula Morais

 

Living Room Concerts

Todos los conciertos tienen lugar de forma privada en casas de Madrid o espacios únicos y se organizan a través de Meetup:

www.meetup.com/living-room-concerts-official

Debes pertenecer al grupo de Meetup de LRC para asistir. Únete y vive una experiencia inolvidable.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *