LRC – Robert Michael Cooney & The HowYaGettinOns!! (23/3/18)
28 marzo, 2018
LRC: Quanah (24/3/18)
1 abril, 2018

Chamaquito Pistolas

chamaquito-1

 

“No hay una meta en concreto: mientras se pueda hacer camino, irá donde lleve el camino.” (Chamaquito Pistolas)

Chamaquito Pistolas (Nando Pérez) es un artista gallego que después de llevarnos al fin del mundo con su primer trabajo nos trae su nuevo disco, Humano, acompañado de su banda, Las Balas Perdidas. Sus canciones se caracterizan por las letras cuidadas y un estilo que va desde el rock clásico al vals, pasando por el blues y el jazz. Sustituyó Galicia por Madrid en octubre de 2016, y desde entonces recorre salas y micros abiertos de la capital con sus canciones.

Hablamos con él días antes del concierto de presentación del disco en Madrid:

¿Quién es Chamaquito Pistolas?

Es un músico y rockautor que trae desde el fin del mundo un saco lleno de canciones en las que cuenta a ritmo de rock, country, vals o ranchera sus pensamientos, sus inquietudes, su forma de ver el mundo y lo que se le pasa por la cabeza.

¿Y a dónde quiere llegar este rockautor?

Pues no hay una meta en concreto: mientras se pueda hacer camino, irá donde lleve el camino. Él va, y mientras haya un camino por el que ir y el camino no sea demasiado pedregoso, pues bien.

¿Cuándo empezó el viaje?

El viaje empezó alrededor de 2010. Yo estaba en otros proyectos, y mi cabeza empezaba a darle forma a todo esto. Tenía canciones escritas desde los 16 años más o menos, y en el 2010, cuando tenía 28, decidí recopilar esas canciones y hacer un proyecto en el que yo lanzase mi mensaje a mi manera. Y hasta el día de hoy. Se fueron sumando músicos y ahora trabajo con diferentes formatos: formato cantautor, formato acústico más reducido, formato banda… Depende un poco de todo: la disponibilidad de la gente, del local…

¿La banda va cambiando?

No, suelo trabajar con la misma banda. Ha cambiado el batería, que lleva ahora tres o cuatro años, y antes había un teclista que tuvo que dejarnos por tema de trabajo, ahora hay otro guitarrista. Al final somos todos del mismo pueblo, y tocábamos antes en otros grupos, así que realmente somos una banda de amigos. Ellos confían en lo que yo hago y les gusta, y para mí, más allá de una banda de músicos son un grupo de amigos que están ahí apoyandome y ayudándome en lo que haga falta dentro de las posibilidades. Y yo estoy muy agradecido, evidentemente.

Háblanos un poco de tu primer disco.

El disco anterior se llama Deep Galician (Da fin do mundo à Galicia profunda). El nombre es tan largo porque era un disco doble. Son 12 canciones, y en la primera edición estaban divididas, seis y seis, un disco con dos portadas. Una parte era Na Fin do Mundo, que era un poco más bohemia, con un estilo más rock, más oscura, y después estaba la parte de la Galicia profunda, a la que llamé así porque era más country, más blues, recordaba un poco a esas carreteras de la América profunda que no tienen fin, y de ahí el nombre.

Hay dos ediciones del disco: la primera se hizo gracias a un crowdfunding, salió en marzo de 2015 e hicimos unas 200 copias que se vendieron en Galicia; cuando vine a Madrid hice una segunda edición con un diseño más simple, en enero de 2017. Este primer disco lo grabamos con la banda original, el nuevo ya tiene cambios en la formación.

 

chamaquito

 

El nuevo disco, ya disponible, se llama Humano. ¿Cómo ha sido el proceso de creación en este trabajo?

Es un proceso curioso. En febrero del año pasado, hice una canción para un taller del micro abierto de Libertad 8 que se llama “Humano”. Yo en noviembre de 2016 ya había hablado con el técnico de grabación con el que trabajo allí en Galicia y le comenté que tenía pensado hacer un disco, pero me aconsejó que me lo tomase con más calma. Y fue un poco lo que hice. En mayo fui al estudio a grabar dos temas, uno salió en julio y otro en diciembre. Mientras tanto, iba preparando este disco. Tenía ya unos temas seleccionados, pero no tenía título.

Lo encontré a raíz de esa canción, de “Humano”, que a la gente le gustaba y que para mí era un poco especial por el mensaje, porque me sentía muy identificado con él. Entonces se me encendió la bombilla y decidí que tenía que llamar al disco “Humano”. Empecé a pensar un poco en el concepto del disco, descarté canciones y al final me quedé con siete temas que creo que tienen un significado especial.

Para mí el disco es como la vida de una persona, todas las sensaciones que se puede ir encontrando en el camino desde el momento en que nace, los pensamientos que pueda tener a lo largo de su vida, los instintos… Así hasta llegar a la reflexión final, de lo que pueda pensar una persona en los últimos días de su vida, cuando ya no le tiene miedo a nada. Creo que las canciones guardan relación entre sí y se pueden ver como en un orden cronológico, las percepciones que puede tener una persona de la vida o la sociedad desde la infancia hasta la vejez.

El diseño está pensado para relacionar al ser humano con toda la naturaleza que nos rodea, con los animales, el cielo, las plantas… Además del libreto, hay varias postales con una ilustración y un poema, relacionado siempre con esa conexión del ser humano con la naturaleza. La filosofía del disco es esa, que por muy humanos que seamos, seguimos siendo animales y estamos conectados con la naturaleza, aunque luego se nos olvide.

Hablando de los poemas, ¿cómo ves esa relación entre la música y la poesía?

Hay gente que solo con las palabras es capaz de transmitir una fuerza brutal… Yo necesito acompañarlas con música (risas). Los llamo poemas pero con todo el respeto del mundo a la palabra. Yo no me considero poeta, pero a veces escribo cosas y pensé que estaría bien incluirlas en el disco.

¿Quién se encargó del diseño?

El diseño lo hizo mi pareja, Lorena García Álvarez, diseñadora gráfica que lleva también todo el tema de cartelería y diseño de entradas. La verdad es que le dedicó mucho trabajo al disco, fue muy intenso.

¿En qué sitios de España has tocado ya? ¿A dónde te gustaría llevar Humano?

Me gustaría llevarlo a todas partes; cuanto más lejos, mejor, cuanto más exótico sea el sitio, mejor. Ahora sí que empieza a haber más movimiento, la cosa empieza a ser más profesional, y ya antes de que saliese el disco iba cerrando algunas fechas. Tenemos este concierto en la Juglar, después en Toledo, en Gijón, en Oviedo, en Vitoria… Estoy mirando más cosas en Málaga, y también en Galicia, por donde más me muevo.

 

chamaquito1

 

¿Qué ha marcado la música de Chamaquito Pistolas?

La base de donde parte todo es el rock clásico, y a partir de ahí puede haber influencias de blues, de jazz… Puede haber de todo al final, desde Miles Davis a alguna influencia de Tchaikovsky (risas). Yo estudié jazz y hay muchas cosas que se me quedan. De aquí, Nacho Vegas, Calamaro y Bunbury son gente a la que sigo desde hace muchos años. Siempre me gustó la forma de escribir de Joaquín Sabina, por ejemplo. Uno cuando empieza a escribir siempre imita un poco lo que conoce, entonces creo que algo de él se me quedó.

Por otra parte, mis influencias este último año han sido todos los cantautores de aquí, escuchar los discos de todo el mundo, escucharles en los micros abiertos, ir a sus conciertos, hablar… Creo que esa es una de mis mayores influencias, y veo que todo sigue evolucionando a partir de lo que estoy aprendiendo aquí.

¿De qué hablan tus canciones?

Me gusta hablar de crítica social, contar lo que veo, pero a mi manera, disfrazándolo un poco y usando otras palabras. También suelo contar alguna historia basada en hechos reales, por ejemplo, de alguna época de bajón. Es rarísimo que hable de amor en mis canciones, no me sale. Me sale más contar un poco lo que veo del mundo que me rodea, jugar con las palabras. Me gusta darle importancia al texto, a veces más que a la música. La gente en los conciertos se queda con eso, me dicen que mis letras les han llegado, y eso me ilusiona mucho. Las letras son la parte en la que más me esfuerzo.

Has participado en varios de los micros abiertos de Madrid, ¿cómo ves esa escena musical?

Me parece un espacio muy bueno para alguien que de repente llega a una ciudad como Madrid, y que aún no conoce mucho el lugar. Tener espacios donde puedes mostrar lo que haces y conocer a gente que te puede ayudar a conectar con otros músicos y salas es importantísimo. Yo lo agradecí siempre mucho, el poder conocer a todo tipo de gente en los micros, y pienso que ojalá se hiciesen en todos los sitios.

 

 

¿Qué planes tienes para el futuro?

Girar el disco, poder llegar a todos los sitios posibles y poder seguir sobreviviendo en este mundo lleno de tiburones en el que nosotros somos peces muy chiquititos. Ojalá quede mucho camino por recorrer todavía, pero siempre tratando de mejorar. Siempre intento hacerlo un poco mejor que antes, no me suelo estancar, y creo que es importante ofrecer lo mejor de uno mismo.

El sábado presentas Humano en Madrid.

Sí, el sábado 31 estaremos presentando el disco en la Sala Juglar. Me hace especial ilusión porque nunca he tocado en Madrid con la banda al completo, y quiero mostrar lo que hacemos y pasarlo bien todos juntos.

 

28661103_1878821292151392_1953929718445113344_o

 

Humano ya está disponible en plataformas digitales, y el músico gallego ya ha dado el pistoletazo de salida a la gira que le llevará por toda la geografía española para presentar su trabajo más personal. Seguiremos pendientes de dónde le lleva el camino, y os animamos a no perderle la pista.

 

Paula Morais

Imágenes cedidas por Chamaquito Pistolas.

 

Síguele en:

Facebook: Chamaquito Pistolas

Instagram: @chamaquitopistolas

Youtube: Chamaquito Pistolas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *