Bambikina y el pájaro que trajo el fuego (Sala Copérnico – 28/4/18)
30 mayo, 2018
LRC: 1920 (19/5/18)
11 junio, 2018

LRC: Dos (18/5/18)

 

“Fue sin duda una noche inolvidable, llena de sonrisas, danza y, por supuesto, música.”

Algunos Living Room Concerts se salen de lo habitual de diferentes maneras. El concierto de DOS el pasado 18 de mayo fue único en todos los sentidos: el público, en lugar de solo escuchar la música, la bailó. Esta vez la cita no fue en el salón de una casa, sino que el público se reunió en El Gabinete de Historia Natural, un espacio privado de coworking dedicado a la naturaleza y la ecología. Entre libros y recuerdos de todo tipo, pudimos disfrutar de las canciones populares que nos traían DOS, dúo de Bal Folk y música castellana. La noche se convirtió en un viaje por la historia de Europa y España, con danzas que se bailaban siglos atrás siendo repetidas por el público asistente gracias al grupo de Folqué?, quienes nos enseñaron los pasos de cada baile en el espacio frente al escenario.

Pedro y Esther cambiaban constantemente de instrumentos, ofreciéndonos un concierto de lo más variado, tanto en ritmos como en sonoridades. Para empezar, dejaron el escenario vacío y se situaron a ambos lados de una pequeña mesa cuadrada que habían dejado en el centro de la sala, golpeándola con las manos para acompañarse mientras cantaban. Nos contaron que se trataba del canto que entonaban las panaderas mientras amasaban, de ahí los golpes. Desde el primer minuto despertaron nuestro interés, por ser algo original que no habíamos visto antes. Una vez en el escenario, cantaron otra canción popular sin acompañamiento armónico, usando solo percusión: “vengo de lavar, de lavar del río”, repetían en una melodía casi hipnótica. Después nos anunciaron que tocarían el ritmo más extendido por el país, de norte a sur: la jota. Ahí es cuando entró en acción el equipo de Folqué?, para enseñarnos a bailar jotas. Quedaron pocos asientos ocupados, puesto que animaron a todo el mundo a aprender esta danza. Mientras Pedro y Esther cantaban la canción acompañados de guitarra y percusión, la mayor parte del público bailaba en el espacio frente al escenario, siguiendo las instrucciones de Francesco y María. Tras esta primera jota tocaron a guitarra y violín una pieza que se solía interpretar para empezar el baile.

 

 

Un segundo grupo bailó la siguiente jota, que Pedro y Esther cantaron con acompañamiento de cajón y la peculiar percusión de dos cucharas. “Si se quiere hacer música, se puede hacer con cualquier cosa. Dos cucharas son suficientes para acompañar la voz, y solo con la voz y una simple percusión hacían bailar a un pueblo entero antiguamente”, nos dijo Esther cuando acabaron la canción. También presentó el estilo en el que componen, el bal folk, que hace resurgir las danzas populares europeas. Para acabar la primera parte del concierto, interpretaron una bourré, la danza más popular en Francia, a tres tiempos y con guitarra y violín.

Después del descanso llegó la hora del primer baile propiamente de parejas de la noche. Tocaron el violín y el charango, mientras el público se adaptaba poco a poco a la nueva danza. La siguiente canción fue Duerme Rosario (Scottish), con el baile de María y Francesco. Pedro sustituyó el charango por la flauta de pico, y Esther y él se bajaron del pequeño escenario para mezclarse en el salón con las parejas que bailaban, mostrando la unión entre música y danza. Pedro animó a todo el mundo a intentar el siguiente baile, por ser muy simple. La gente formó un círculo y bailó alrededor del dúo. Pedro empezó tocando la flauta y cuando subieron al escenario cambió a la guitarra. El ambiente era de alegría y distensión, y todo el mundo se involucró en esa felicidad colectiva. Acabaron con una pieza instrumental con guitarra y violín, agradecieron nuestra presencia y nos animaron a verles de nuevo en próximos conciertos.

 

 

Se podía ver en las caras del público la sorpresa por haber participado en un concierto tan diferente, que rompía con lo que se esperaban antes de comenzar. Comentaban cuánto habían disfrutado del concierto y de la experiencia. Fue sin duda una noche inolvidable, llena de sonrisas, danza y, por supuesto, música.

Paula Morais

 

Living Room Concerts

Todos los conciertos tienen lugar de forma privada en casas de Madrid o espacios únicos y se organizan a través de Meetup:

www.meetup.com/living-room-concerts-official

Debes pertenecer al grupo de Meetup de LRC para asistir. Únete y vive una experiencia inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *